Recordando a Samurai X

185
Rurouni Kenshin es un manga y anime creado por Nobuhiro Watsuki. Ambientado en los primeros años de la era Meiji del Imperio de Japón, afectando también al argumento acontecimientos sucedidos en el tiempo Bakumatsu de la Dinastía Tokugawa.
Himura Kenshin es el personaje principal que da nombre a la serie. Está basado en el personaje histórico de Kawakami Gensai y en otros personajes históricos como el rōninMusashi Miyamoto.
El manga fue publicado en la revista semanal Shōnen Jump entre el #19 de 1994 y el #43 de 1999, y posteriormente en forma de 28 tomos (tankōbon). Recientemente la editorial Shūeishakanzenban de 22 tomos. ha relanzado el manga en formato
El anime se extiende a lo largo de 95 episodios, a los que hay que añadir una película y dos series de OVA (una de 4 capítulos y otra de 2). Actualmente está siendo publicado en EspañaGlénat, con el título de Rurouni Kenshin. El Guerrero Samurai. Crónicas de Un Experto Espadachín en la Era Meiji, en Argentina por Ivrea, titulada Rurouni Kenshin. La Historia de un Espadachín Meiji, y en México por Grupo Editorial Vid, en este último caso bajo el título de Samurai X. (Fuente Wikipedia).

A mí parecer es una historia de redención por una época ya pasada y lo que esto conlleva; abandonar ideales antiguos muy arraigados a una cultura, en este caso el del samurai y su nacionalismo.

Si nos ponemos a pensar Kenshin no es ningún héroe y siempre lo recalcan. Ruroni funge como el enlace de los nuevos ideales de occidente que traían hacia Japón pero también representa esa montaña de un pasado bárbaro y por consecuencia ese choque lleno de contradicciones y tensión.

El anime y manga japonés como lo van relatando se trata de un hombre con cicatrices en busca de adaptarse a una nueva época. Es alguien que se hizo asesino jalado por la inercia de la guerra y con el lema de la búsqueda de la paz.

En contraste tenemos a Shishio Makoto que es el otro lado de la moneda de Kenshin. Es un asesino que no abandona sus antiguos ideales. Donde se aferra a creer que el más fuerte es el que sobrevive y el débil se somete para alimentar al fuerte. Se podría decir que es el arquetipo de hombre fascista y nacionalista excesivo. Es el japón en su presentación extremista bárbara y conservadora contra la apertura al nuevo mundo y régimen mundial.

La batalla de dos japones. Un japón ultra convervador contra un japón liberal embriagado de los ideales de occidente.
La batalla de dos japones. Un japón ultra convervador contra un japón liberal embriagado de los ideales de occidente.

Estas dos personalidades chocan y se crea una tensión para ver quién tiene la razón por medio de duelos de espadas, sin embargo, algo interesante que hace el manga y la animación es que nunca se inclina a una ideología. No intenta ser una obra moralista sino más bien una especie de retrato de un conflicto de ideales y rencillas por el pasado. Si bien Kenshin triunfa pero al final él no es feliz con la victoria. Sabe de fondo los conflictos y también tiene noción que fue usado como herramienta para asesinar a pro de una ideología progresista. Lo mismo el antagonista aunque con otras ideas de trasfondo. Se podría decir que los dos fueron jalados a convertirse en asesinos por los tiempos de tensión. La diferencia es que mataban por diferentes anhelos pero al final como se los hace ver los antagonistas del protagonista: él no deja de ser un asesino pese a que su nuevo lema sea la paz.

Una cicatriz en la piel y el alma.
Una cicatriz en la piel y el alma.

Afrontación por el pasado———————————————————————–
“Se dice que las cicatrices que no desaparecen de la piel es porque el alma sigue enferma” Ruro Kenshi no únicamente trata sobre los fantasmas de una nación y los conflictos. Sino también en búsqueda por conciliar el pasado con el presente y por consecuencia tener futuro.

Los que han leído el manga japonés sabrán que la segunda parte se centra más en los intereses personales de Kenshin. Se convierte en un conflicto, ya no por anhelos, sino por venganza y rencores muy añejos pero a la vez una posible respuesta de paz. No con utópica idea de olvidar lo malo, sino de superar el fantasma y seguir adelante, ver más allá, y vivir, vivir con los quien amas y sobre todo darle mayor sentido a tu vida.

Me encanta cómo se cierra esta serie. A diferencia de varias animaciones occidentales o incluso cuentos infantiles donde implícitamente dan a entender que debes olvidar tu pasado o darle menos importancia para salir adelante. Esta animación lo cierra haciéndolo al revés. Se trata la de reconocer tus actos y por consiguiente afrontarlos. Afrontarlos de un modo u otro, pero sobre todo, el error que provocaste no la puedes remediar de ningún modo, y lo deja muy en claro pero tampoco debe ser impedimento para intentar en mejorar por ti mismo y tener esperanza de un nuevo mañana.

Comentarios